Ictus cerebral. Enfermedad cerebrovascular. Causas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El Ictus cerebral forma parte de la llamada Enfermedad cerebrovascular. Esta afecta al cerebro (encéfalo) como consecuencia de alteraciones que aquejan a los vasos sanguíneos cerebrales.

El ictus cerebral o accidente vascular encefálico es una condición aguda que se presenta de forma súbita y evoluciona rápidamente en horas o minutos.

ENLACES PATROCINADOS

Más raramente se presenta de forma subaguda tomando unos pocos días. El ictus cerebral debe ser tratado como una emergencia médica.

El Ictus cerebral o enfermedad cerebrovascular ¿por qué ocurre?

El ictus ocurre cuando existen lesiones en la pared de los vasos sanguíneos cerebrales. La presencia de émbolos o trombos que ocluyen el interior de los vasos, la ruptura de un vaso sanguíneo o el incremento de la viscosidad de la sangre lo provocan.

Esto se debe a que el cerebro sufre falta de oxigenación y glucosa necesarias para mantener vivas sus células. Cuando esta falta se extiende causa la muerte del tejido cerebral afectado en mayor o menor medida. En consecuencia aparecen síntomas y signos bien establecidos.

Clasificación del ictus cerebral

Según la causa del ictus se clasifica en

  • Ictus o accidente cerebrovascular isquémico (Infarto cerebral)
  • Ictus o accidente cerebrovascular hemorrágico

Clasificación del Ictus o Accidente cerebro vascular según la naturaleza

  • Infarto cerebral
  • Hemorragia cerebral

Intraparenquimatosa.

Subaracnoidea

Factores de riesgo para la aparición de accidente cerebrovascular

  • Factores definidos del accidente vascular encefálico

Tabaquismo, alcohol, abuso de drogas y fármacos, edad, Sexo, raza, herencia.

  • Factores posibles del infarto cerebral

Anticonceptivos orales, dieta inadecuada, localización geográfica, estación del año, clima, factores socioeconómicos, sedentarismo, obesidad, trastornos de las grasas en sangre

Enfermedades predisponentes del infarto cerebral

  • Enfermedades bien definidas

Hipertensión arterial, enfermedades cardiacas, accidente isquémico transitorio, sangre más viscosa, diabetes mellitus, migraña, aumento de los factores de coagulación en sangre.

Enfermedades posibles

  • Hiperuricemia, hipotiroidismo.

Otras alteraciones predisponentes del infarto cerebral

Soplo carotídeo, émbolos o trombos en la retina, infarto o hemorragia silente detectada en TAC o RMN, malformaciones arteriales y venosas, aneurismas y hemangiomas, aterosclerosis con estrechez arterial.

Diagnóstico del infarto cerebral

El infarto cerebral y la hemorragia cerebral intraparenquimatosa producen signos neurológicos focalizados.

La hemorragia subaracnoidea se caracteriza más bien por cefalea intensa y signos meníngeos de aparición aguda.

Es importante determinar si el Ictus cerebral es de origen isquémico (trombos o émbolos) o hemorrágico.

Aspectos a tener en cuenta

• Forma de aparición del cuadro

Súbito y con defecto neurológico focal sugiere accidente cerebrovascular hemorrágico.

Progresivo, en horas e incluso días hace pensar más en ictus trombótico. El accidente vascular de origen cardiaco por émbolos que se originan en el corazón se manifiesta de forma hiperaguda.

• Actividad y horario del día

La hemorragia cerebral ocurre en periodos de máxima actividad, muchas veces relacionado con ejercicio físico o durante las relaciones sexuales.

El accidente cerebral trombótico aparece más bien en horas de la mañana o en momentos de reposo y coincide con periodos de hipotensión arterial.

• Presencia de factores de riesgo vascular

La hipertensión arterial predispone a ambos cuadros por igual.

• Ocurrencia de un ataque transitorio de isquemia o isquemia cerebral transitoria (ATI) previo

Predispone a los accidentes cerebrales trombóticos.

• La presencia de cefalea, vómitos, convulsiones o afectación de la conciencia son síntomas sugestivos de accidente cerebral hemorrágico.

Estos aspectos clínicos ayudan a establecer un diagnóstico presuntivo.

Complementarios

Para ofrecer el diagnóstico de certeza se realizará la tomografía axial computarizada o la resonancia magnética nuclear del cráneo.

Accidente cerebrovascular trombótico

En la historia anterior del paciente encontramos historia de accidentes isquémicos transitorios previos (ATI).

Síntomas

ENLACES PATROCINADOS
  • Evolución progresiva o intermitente del déficit neurológico
  • Desorientación en tiempo, espacio y persona
  • Toma de conciencia variable hasta el coma
  • Disartria (lenguaje enredado)
  • Hemiparesia o hemiplejia (disminución o pérdida de la fuerza muscular del lado contrario a la zona cerebral afectada)
  • Desviación de la comisura labial hacia el lado contrario a la zona afectada
  • Signo de fumador de pipa por debilidad muscular de músculos faciales afectados
  • Presencia del reflejo de Babinski.
  • Comienzo durante el sueño, reposo o coincidiendo con periodos de hipotensión arterial.
  • Evidencia de aterosclerosis (obstrucción de arterias por placas de ateroma) coronaria o periférica.
  • Edad avanzada.
  • Asociación con hipertensión arterial, diabetes mellitus, tabaquismo o hiperlipidemia.
  • Presencia de soplo en el cuello u obstrucción carotídea

La Tomografía Axial Computarizada (TAC) mostrará alrededor de las 48 horas siguientes el área afectada. Esta área será mayor o menor en dependencia del déficit de oxígeno y glucosa al cerebro (área de muerte cerebral).

Accidente cerebro vascular hemorrágico

Historia anterior del paciente

Síntomas

  • Cefalea intensa
  • Vómitos
  • Pérdida de la conciencia
  • Convulsiones
Tratamiento del accidente vascular encefálico

La prevención de los factores de riesgo es la manera más eficaz de evitar la aparición de patologías que pueden disminuir la calidad de vida de quien la padece e incluso la muerte.

  • Llevar un estilo de vida sano
  • Dieta rica en frutas y vegetales. Consumir aceite vegetal
  • Aporte adecuado de agua. 2 litros al día
  • Realizar ejercicios físicos aeróbicos adecuados según la edad
  • Eliminar los hábitos tóxicos (café, alcohol, tabaquismo, drogas)
  • Llevar un correcto control de enfermedades crónicas no transmisibles como hipertensión, diabetes y cardiopatías.

Tratamiento médico del ictus cerebral

El diagnóstico deberá instaurarse preferentemente antes de las 3 horas de aparición de los síntomas. El ictus requerirá de personal médico especializado y entrenado en medicina intensiva.

Soporte vital o primeros auxilios ante un derrame cerebral

  • Mantener ventilación, evitar broncoaspiraciones y aportar una correcta oxigenación.
  • Si existe afectación de la conciencia el paciente permanecerá acostado con ligera elevación de la cabeza.
  • Realizar fisioterapia respiratoria y aspiraciones traqueobronquiales siempre que sea necesario para evitar infecciones pulmonares.
  • Utilizar sonda de Levine para la alimentación
  • Suministrar oxigeno por catéter nasal
  • Mantener vigilancia de la función cardiaca
  • Estabilizar las cifras de tensión arterial
  • Evitar la deshidratación que hace a la sangre menos fluida y la hiperhidratación que empeora el edema cerebral
  • El ayuno no se debe extender por más de 24 horas. Utilizar sonda de Levine si es necesario para alimentación e hidratación
  • Mantener cifras de glucosa en niveles < o = 10 mmoles/L.
  • Cambiar frecuentemente la posición para evitar úlceras de decúbito (escaras)
  • De existir complicaciones como edema cerebral, hipertensión endocraneal, convulsiones o agitación se suministrarán los medicamentos pertinentes
  • Controlar la fiebre e infecciones
  • Eliminar el trombo o detener la progresión utilizando medicamentos anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios como la aspirina
  • Tratar adecuadamente el edema cerebral.
  • Mantener una correcta perfusión sanguínea al cerebro.
Rehabilitación después de un Ictus cerebral

Los pacientes que han padecido un accidente cerebrovascular de origen trombótico o hemorrágico deberán pasar una fase de rehabilitación posterior al alta cuanto antes mejor.

Esta fase dependerá del grado de afectación motora o de otras funciones como el lenguaje.

El tratamiento medicamentoso, la fisioterapia y el apoyo por parte de la familia y personas involucradas favorecerán la rehabilitación.

Los pacientes que han sufrido un ictus cerebral de origen hemorrágico tienen una tasa de supervivencia mucho menor. La rehabilitación tiene un pronóstico más malo.

Actualmente la incorporación gradual a la vida y la recuperación parcial o total de las funciones perdidas o disminuidas es cada vez más alentadora.

ENLACES PATROCINADOS

Enlace permanente a este artículo: https://doctoradys.com/ictus-cerebral-enfermedad-cerebrovascular-causas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies